En Maquila de Nómina queremos  explicarte  los componentes de una Nómina, que vamos a estructurar en 3 partes:

  • Encabezamiento
  • Devengo
  • Deducciones

Encabezamiento

En esta parte aparecen todos los datos de la empresa: nombre, domicilio social, CIF y nº de la Seguridad Social de la empresa (código cuenta de cotización). Y también todos los datos del trabajador: Nombre, dirección, NIF, Nº de la Seguridad Social, grupo profesional y grupo de cotización.

Devengos

Son las cantidades que percibe el trabajador por distintos conceptos, y hay de dos tipos:

  • Salariales: salario base y complementos
  • No salariales

El salario base viene fijado por los convenios colectivos según la categoría profesional del trabajador, (por eso no está de más mirar si mis funciones coinciden con la categoría que tengo atribuida en la nómina y mi sueldo base).

Complementos salariales: plus de peligrosidad, antigüedad, plus de convenio, horas extra, retribuciones en especie, etc

No salariales: plus de transporte, gastos de viaje, dietas, prestaciones de la Seguridad Social como incapacidad o desempleo temporal. Indemnizaciones de la empresa por traslados, etc.

Si sumamos las percepciones salariales con las no salariales tenemos el salario bruto, que como ya sabemos no es lo que cobrará finalmente el trabajador porque a esta cantidad hay que aplicar unas deducciones que van a hacienda y a la Seguridad Social.

Deducciones

De los 3 componentes de una Nómina este es el más complejo. Como digo ahora toca ver cuánto nos quitan de la nómina para pagar a Hacienda y a la Seguridad Social.

Sobre la cantidad que resulte de sumar los conceptos salariales se aplican una serie de deducciones

  • IRPF.: Depende del salario y las circunstancias personales del trabajador, pero van desde el 0% hasta el 46%

A la S. Social:

  • Contingencias comunes: 4,70%
  • Por desempleo: 1,55 o 1,60%
  • Formación profesional: 0,1%

Si al total devengado por la suma de conceptos salariales y no salariales le restamos lo que nos quitan (deducciones) nos da como resultado lo que cobra realmente el trabajador.

Contenido de una Nómina

El formato estándar de una Nómina está regulado por la legislación vigente y se marca una estructura y contenido mínimos que se deben respetar en todo caso. Este contenido mínimo de la nómina debe incluir, al menos:

  • Datos identificativos de la empresa, dirección del centro de trabajo y código cuenta cotización en el que está el trabajador incluido.
  • Datos básicos del trabajador, tipo de contrato, categoría, antigüedad en la empresa.
  • Periodo de liquidación al que corresponde dicha nómina.
  • Detalle de las percepciones salariales y extrasalariales que componen la retribución bruta del trabajador.
  • Detalle de las deducciones que se le practican al salario bruto, bien marcadas por la legislación vigente, bien por otro tipo de deducciones que haya que aplicarle a la nómina, como anticipos o embargos en la nómina.
  • Líquido a percibir, dado que la nómina tiene consideración de documento acreditativo del pago de salarios cerrando los pagos pendientes al trabajador para el periodo estipulado.
  • Detalle de las bases de cotización de la nómina, junto con el detalle de las bases de IRPF.
  • Lugar de emisión y firma y sello por la empresa y trabajador.
  • Hay que incidir en que aunque estos elementos sean mínimos, existen algunas excepciones, como el caso de la firma del trabajador.
  • No es necesaria dicha firma si el pago de la nómina se ha realizado por medios bancarios que puedan demostrar la percepción salarial por parte del trabajador.

La suma total de todos los conceptos que hay que abonar al trabajador dan origen a la retribución bruta mensual. La Nómina tiene por norma general periodos de liquidación mensuales, con las siguientes excepciones:
Entrada o salida del trabajador de la empresa, sin que estas fechas correspondan con el mes natural.
Nóminas de paga extra.
En ningún caso se permite la confección de nóminas estándar por periodos inferiores al mes. Imaginemos una empresa que realiza pagos semanales o quincenales a sus trabajadores. En este supuesto, dichos pagos tienen la consideración de anticipos hasta que finalice el mes y se liquide la nómina.

En Maquila de Nomina contamos con un equipo multidisciplinario en el ámbito legal, administrativo, fiscal, laboral y en tecnologías de la información y comunicación, de alto nivel profesional que nos permite ofrecer un servicio personalizado de Administración de Nómina para optimizar la nómina de nuestros clientes, liberándoles la carga administrativa, legal y tributaria sobre su capital humano, a fin de que se enfoquen al 100% al quehacer de sus negocios con la tranquilidad de depositar su confianza en los servicios de Administración de Nómina